jueves, 19 de agosto de 2010

Gilda






Aun consciente de lo poco original que voy a ser poniendo carteles (por primera vez los tres son españoles) y vídeo de Gilda, no me resisto a hacerlo. Gilda es una película que siempre que se hable de ella, o se vea, o se recuerde, jamás dejará indiferente. Dirigida en 1946 por un director artesanal y rutinario que se reveló en estado de gracia, Gilda pasó a la historia del cine como un thriller ejemplar que por sí mismo tiene valores para haberlo conseguido. Pero, además, estaba Rita Hayworth, sensual como pocas veces lo ha estado, o lo estará, una actriz en un determinado papel.

En España, la película se labró su propio mito. Con la censura franquista en todo su apogeo y la Iglesia Católica cortando el bacalao en cuestiones morales, Gilda, o Rita Hayworth, como queramos, revolucionó a los reprimidos españolitos de entonces, que no podían creer que se les permitiera ver a una mujer como Gilda (nunca hubo una como ella, según la famosa y feliz frase publicitaria) lanzándoles un guante desde la pantalla, dejando sus sensual brazo desnudo, la incógnita de si detrás del brazo hubieron otras desnudeces.. y recibiendo un guantazo (mira por dónde) de mucho cuidado.


Estupor en las plateas de los cines que fantasearon con que a continuación del guante, Gilda se lo quitaba… ¡todo! Su nombre ya quedó para siempre en el lenguaje popular como prototipo de mujer fatalmente seductora y, durante mucho tiempo, cuando pasaba una hermosa mujer por delante de donde habían dos o más hombres, el comentario entre ellos era invariablemente… ¡¡vaya gilda!!
Disfrutemos, una vez más, de "Put The Blame On Mame"

3 comentarios:

  1. Me quedo con el vídeo antes que con los carteles. Échale la culpa a Rita (je,je).
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Qué maravilla de película, de canción, de interpretación y de video. El primer cartel de los quehas publicado lo tengo a modo de póster en mi habitación pero tiene algunas diferencias. El póster está sacado del cartel publicado en Estados Unidos, así que el vestido que lleva Gilda es de un tono azulado turquesa y el cigarrilo lo lleva en la otra mano porque toda la imagen está invertida, como si la viéramos en un espejo. Encima de la silueta destaca la frase "There NEVER was a woman like Gilda!". Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Claro que sí, David: ¡vaya gilda! ;)

    --------

    Marcos, casi todos los posters que conozco tienen la misma foto, o pose, con ligeras variantes de postura, sonrisa, cigarrillo, color del vestido, etc.

    Rita está espectacular y es una pose muy "estética". Esa pose también ha quedado como icono de la película. Y es que... "Nunca hubo una mujer como Rita"

    ResponderEliminar