sábado, 5 de diciembre de 2009

Locura de amor

Locuras históricas

Vamos ahora con tres películas distintas para un mismo tema. Estamos ante uno de los hechos históricos que más juego han dado en el cine español. La hija de Isabel la Católica, Juana, es casada por intereses de estado con Felipe el Hermoso y la muchacha se enamora de su marido impuesto, un calavera, hasta enloquecer de celos.

La película de José Ramón Larraz es pura y llanamente un bodrio vergonzante al estilo de las ramplonas parodias pseudoeróticas que se llevaban en los primeros setenta. Anacronismo, vulgar erotismo y referencias a la actualidad más amarilla del momento ( hay que leer detenidamente el cartelito) y la presencia de… ¡Lola Flores!, ya muy entradita en años, en el papel de Juana. Para morirse de vergüenza.

Vicente Aranda es otra cosa. La película tiene una calidad estimable en todos los sentidos: recreación histórica, riguroso guión, actores formidables… Pilar López de Ayala ganó la Concha de Plata en San Sebastián y el Goya a la mejor actriz.


Y la de Juan de Orduña, otra versión muy diferente, fue la primera. Eran los años cuarenta y el cine español rezumaba patriotismo y cartón piedra en infinidad de películas “históricas” en las que la exaltación racial y el nacionalismo franquista era el mensaje recurrente en todas. El grueso del público, ni entendía ni quería entender otra cosa que el deleitarse con el espectáculo de cartón piedra y los dramas y desamores de la protagonista. No voy a detallar el reparto pues se puede leer en el cartel. Locura de amor fue uno de los grades éxitos del cine español de la época.

Los carteles los pongo inversamente proporcional a los comentarios. Ya que el mejor es, sin lugar a dudas, el de Locura de amor. Estamos en pleno esplendor de los cartelistas españoles de los habidos en toda la historia del cine y Cartel Nostalgia pone los otros dos como meramente ilustrativos del tema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada