domingo, 3 de enero de 2010

Salomon y la reina de Saba

Los pechos de la Gina

Carteles del año 1959, en pleno apogeo del cine como espectáculo con películas de esplendoroso colorido, grandioso Cinemascope y temas exóticos y de la antigüedad. El motivo de la proliferación de estos temas era obvio: sus posibilidades para multiplicar el espectáculo estaban en decorados, vestimentas y batallas. También eran los años de máxima creatividad de los cartelistas. Las películas muchas veces no daban la talla. Era el caso de Salomon y la reina de Saba, que resultó ser una especie de peplum a la americana y no una película con seriedad o rigor histórico.
La película se rodó en España e inicialmente el protagonista era Tyrone Power. Cuando ya el rodaje llevaba cierto trecho, el actor tuvo una fulminante angina de pecho mientras descansaba en su suite del hotel madrileño donde se alojaba. Fue sustituido precipitadamente por Yul Brinner. En España, haciéndose gala de nuestro proverbial gracejo, se extendió una especie de juego de palabras, o greguería, que por entonces hacía furor con la coletilla inicial de “No es lo mismo…” En referencia a la muerte del actor alguien se inventó: “No es lo mismo morirse de una angina de pecho que de… un pecho de la Gina”.
Los carteles son: español, francés y argentino. Este último, además de por parecerme muy bueno , lo pongo como homenaje a los seguidores argentinos del blog a los que aprecio especialmente por los estupendos blog de mis amigos de allí y por la atención que dispensan al mío.

6 comentarios:

  1. Un blog muy interesante y original que descubrí gracias al de Arvikis. No dudo en agregarlo al mío.

    ResponderEliminar
  2. Hola! Ah, ha sido el amigo Arvikis el que nos ha puesto en contacto de alguna manera. Saludos tambien para él.

    Nos leemos...

    ResponderEliminar
  3. Esta película la vi unas cuantas veces de crío. Mi padre la tenía grabada. Le gustan las de este típico: peplums, biblícas e históricas.
    Gina llamaba la atención. Hace años que no la he vuelto a ver y no tengo muy buen recuerdo de ella. No era mala, eso es cierto. Y después de muchos años cuando empecé a descubrir la filmografía de King Vidor y a considerar al hombre como tal vez mi director de cine favorito, guardé mejor recuerdo de ella del que tenía. No quiero volver a verla por si acaso. Pero aunque fuera mala, no empaña la trayectoria del gran King Vidor. Otro saludo.

    ResponderEliminar
  4. David, Es muy difícil empañar la obra de un genio como Vidor por una o varias películas mediocres. Salomon... lo es. Creo que fue su último trabajo antes de fallecer.

    A mi tambien me gustan los peplums. Casi tanto como los western... Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Hola, llegue mediante el otro blog que tenés y la verdad, cuanto fanatismo por el cine! Muy interesante los articulos y todo completo. No sé como haces para recopilar tanta info pero te felicito.
    Saludos y me gustaría ver mas sobre cine independiente, aunque por lo visto el blog apunta a otro tipo de cine.
    Gracias, buen año.
    www.sebastianvargas-cine.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. Amigo Boedo. El cine me gusta TODO. Pasa que me gusta verlo en las salas de cine y aquí en mi ciudad sólo llega lo más comercial. Podría verlo en DVD, ya lo se. Pero el tiempo es muy limitado como para poder atender todo. Ya me cuesta alimentar el blog con tanta asiduidad. Ello implica cierto descuido en las formas y en los temas tratados, lo que no me gusta nada.. Debería poner menos entradas y más trabajadas, pero... como tú dices, soy un fanático del cine y no puedo dejar de verlo y de hablar de él.

    Saludos.

    ResponderEliminar